Chiste: LOS TANQUES DE CERVEZA